Pequeña Historia De Un Gran Aceite Esencial

El aceite de árbol de té, conocido por su nombre en inglés tea tree proviene de Australia. Este aceite esencial se empezó a conocer a finales de 1700. No fue hasta el siglo XX cuando se empezaron a estudiar científicamente sus propiedades, se constató que no era tóxico  y no dañaba la piel; todo lo contrario, la regeneraba de inmediato. Con el curaban las típicas afecciones dérmicas tropicales los aborígenes.

PRINCIPIOS ACTIVOS:                                 

Más de un centenar de componentes, siendo por orden los principales; el alcohol monoterpénico, terpinen 4-ol, seguido de alfa-terpineol,alfa pineno, beta-pineno y linalol.

APLICACIONES COSMÉTICAS:   

  • Piel Grasa Y Acné       • Hongos                  • Cuidados Bucales                   • Pulgas
  • Verrugas                     • Herpes                   • Dolor de Garganta                   • Garrapatas
  • Eccemas                    • Cándidas                • Picaduras                        

PRECAUCIONES:

El aceite esencial de té no se debe ingerir. Por vía tópica, en aplicación sobre la piel, no se le conoce ningún tipo de toxicidad, ni efectos secundarios, ni irrita la piel, por lo que no conlleva ningún riesgo para la salud